Cambio21 | Más que noticias
Santiago, | Hora:
Calificar:
Impimir Enviar Texto

Financiamiento ilegal a la política: Todos los caminos conducen a Piñera

10/10/2015 |

Por Mario López M.

• La formalización de Santiago Valdés, hombre de confianza de Piñera y su mano derecha en la administración de las platas de su campaña presidencial, transforma en evidente lo que el expresidente ha tratado de obviar con su silencio.

• Todas las aristas investigadas, coinciden en Piñera. Penta, SQM, CHV, Inversiones CB, Inversiones Santa Cecilia, Newport, Caburga, Comercial Los Lagos, Sigdo Koppers, Fundación Futuro e Inversiones Ilihue aparecen ligadas a él a través de sus empresas.

• Sebastián Piñera sin embargo no aparece personalmente –hasta ahora-, firmando ninguno de los documentos. Todos fueron suscritos por sus amigos, familiares, empleados e incluso socios. Bancard, Bancorp y Vox Populi son las empresas vinculadas al expresidente.

Tranquilos nerviosos

 

A diferencia de Hugo Bravo, el hombre de confianza de Carlos Délano y Carlos Lavín en Penta, que no estuvo dispuesto a aceptar solo toda la culpa de los actos ilegales de los dueños del holding que los mantienen formalizados, Santiago Valdés ha asumido en silencio toda la responsabilidad. Incluso ha intentado justificar las operaciones ilegales que han sido cuestionadas y salvar a cualquier costo al expresidente.

 

En el entorno de Piñera cunde la preocupación que se transforma en desesperación cuando varios de sus correligionarios, aburridos de callar ante lo obvio, han optado por cuestionar el silencio del expresidente y lo han llamado a dar la cara. En privado varios dirigentes de RN reconocen que los tiempos no se vienen bueno y aún más, algunos llegan a sostener que ven difícil que Piñera llegue a instancias finales en 2017.  “No debe sentirse aludido, sería malo para su imagen”, aseguran sus más cercanos, convencidos de la estrategia aplicada hasta hoy.

 

“La autoinmolación de Valdés mantiene con oxígeno a Piñera, pero no nos podemos jugar todo a eso”, confiesa en off a Cambio21 un dirigente de RN.  De hecho las duras críticas del senador de ese partido, Manuel José Ossandón, han apuntado directo a la línea de flotación del expresidente, llamándolo a “dar la cara” ante “las irregularidades políticas en las que pueda estar involucrado”.  Pero… ¡no se escucha Padre! por el lado de Piñera. No ha sido el único que lo ha llamado a responder, también lo hizo el diputado UDI Javier Macaya, quien indicó que tiene “la impresión de que siempre es bueno dar la cara” en relación al tema SQM.

 

La arista Penta

 

¿Por qué -incluso desde su propio sector-, lo llaman a “dar la cara”? La respuesta tiene múltiples respuestas porque son también variados los episodios cuestionados legalmente al exmandatario. Ni siquiera es válida la excusa de haberse sometido a un supuesto fideicomiso ciego durante su administración, pues muchos de los ilícitos que se le han imputado se produjeron justamente mientras él era candidato. Como toda investigación, el caso de las platas truchas ha ido de giro en giro. Y todavía más, su propio hijo, Sebastián Piñera Morel, era parte de la administración de tal fideicomiso.

 

Desde Penta hasta hoy, han aparecido decenas de empresas que pasaban dinero bajo cuerda, centenas de mandamases de compañías que se han visto involucrados, muchos más facilitaron boletas y facturas ideológicamente falsas, miles de millones se cuentan en el desfalco y cada día aparece un nuevo político al que el tema “le raya la pintura”. Sin embargo un nombre aparece ligado a todas las aristas del tema, Sebastián Piñera. Mire usted.

 

Con Penta está ligado por las platas que recibió la Fundación Futuro. El ex gerente de Penta, Hugo Bravo declaró a los fiscales que la Fundación Futuro -creada y presidida por Sebastián Piñera-, recibió “de manera fraudulenta” $50 millones. No fueron las únicas operaciones falsas que se le atribuyen, pues sume los forward que trianguló a través de Bancorp con Inversiones CB, la empresa de Manuel Cruzat, quien ha sido su socio y mentor, por otros $50 millones. De hecho, Santiago Valdés está imputado como gerente general de Bancard en la entrega de una decena de facturas falsas en 2009 que habrían ido a parar a la campaña de Piñera… o a sus bolsillos.

 

La arista SQM

 

Con Soquimich son muchos más los vínculos acreditados. Desde luego los bonos pagados al exdirector de CHV, Jaime de Aguirre,  a través de la empresa La Música de su propiedad por SQM Salar. El Vicepresidentes de Finanzas del holding empresarial, Ricardo Ramos, frente a los fiscales confesó la inexistencia de servicios prestados por Administradora Bancorp S.A., sociedad de inversión perteneciente a Sebastián Piñera, que según la denuncia del Servicio de Impuestos Internos, emitió 15 facturas a SQM, por $ 318 millones entre 2009 y 2010.

 

“La única explicación plausible es que esa asesoría nunca existió”, aseguró el exejecutivo en su declaración ante el Ministerio Público. En el mismo sentido se refirió  el Gerente General de la empresa de Ponce Lerou, Patricio de Solminihac, en su comparecencia en fiscalía. En total en esta arista y Penta, la empresa ligada a Piñera es investigada por más de 500 millones de pesos por más de una decena de facturas, boletas y contratos truchos.

 

SQM se encargó de sepultar la justificación de Piñera al enmendar sus declaraciones ante el SII. “La modificación del resultado declarado en cada ejercicio se refiere al agregado a la renta líquida de desembolsos que no reúnen cabalmente los requisitos establecidos en el artículo 31 de la Ley de la renta para ser rebajados de la misma”. ¿En castellano? SQM terminó reconociendo que hubo servicios que no se prestaron, o que no eran de su giro, respecto de 237 facturas por un total de más de 2 mil millones de pesos, entre ellas las de la empresa de Piñera. Eso llevó al SII a presentar una denuncia por delito tributario contra SQM y quienes resulten responsables.

 

Las otras aristas

 

Piñera no solo trianguló dineros que se han imputado como ilícitos con Penta y SQM. Los pagos que se develaron al exdirector ejecutivo de CHV mostraron que otras empresas también habían participado de la faramalla. Además de Bancorp, otra empresa ligada al exmandatario saltó en la rectificación de SQM, se trata de Vox Populi S.A., que recibió pagos por 26 millones de pesos a través de 5 facturas reputadas falsas entre 2009 y 2010. No fueron las únicas empresas que aparecen financiando ilegalmente la campaña de Piñera o, en su caso, cuyos dineros este recibió pero destinó a pagar a sus trabajadores, de acuerdo a las denuncias.

 

Jaime de Aguirre declaró ante el fiscal Carlos Gajardo, haber emitido boletas a SQM y otras 3 empresas adicionales durante 2010, por orden expresa de “Bancard”, la principal sociedad de Sebastián Piñera. En ese tiempo el expresidente era dueño de CHV, siendo de Aguirre su director ejecutivo y quien recibió y emitió una boleta por 146 millones de pesos por un bono por desempeño. Más tarde se le ordenó eliminar tal documento y emitir otras cuatro a SQM (45 millones de pesos), la cascada Pampa Calichera (15 millones de pesos), Aguas Andinas (30 millones de pesos) e Inversiones Ilihue (20 millones de pesos).

 

SQM y Pampa Calichera son empresas controladas por Julio Ponce Lerou, ya sancionadas entre otros por el “Caso Cascadas” y que son una de las aristas más importantes de los dineros sucios en política y que son investigadas además por fraudes tributarios. Por su parte Inversiones Ilihue es una empresa ligada a José Cox, un íntimo amigo de Sebastián Piñera. No fue el único que emitió una factura por orden de Bancard a Aguas Andinas. El ex gerente general de CHV y dirigente deportivo, Mario Conca, confesó haber entregado facturas por más de 33 millones de pesos a esa empresa  a petición de Bancard.

 

Pesito a pesito…

 

No fue lo único. Uno de los pagos por trabajos imputados como no realizados efectuados a Mario Conca (12 millones en 2 pagos), se realizó mediante la empresa Andes Task, de propiedad de Alejandro Reyes Pizarro, quien resulta ser además el contralor de Sigdo Koppers, otra de las empresas cuestionadas por pagos bajo cuerda a políticos, entre ellos Piñera. Reyes es asimismo representante legal y socio en algunas empresas del holding. La sociedad de Conca que facturó fue la empresa Carrizal. Sigdo Koppers se apresuró a desmentir  cualquier relación con Andes Task, salvo que Reyes era el contralor en una y socio en la otra.

 

A todo lo anterior debe sumarse que dos sociedades de inversión de la familia Said, efectuaron pagos por cien millones de pesos a Inversiones Santa Cecilia, Bancard y El Boldo, todas ellas controladas por Sebastián Piñera, entre los años 2009 y 2010 cuando era candidato presidencial. Los pagos se efectuaron a través de las sociedades Inversiones Caburga, controladas por la familia Said Somavía e Inversiones Newport, sociedad controlada por la familia Said Handal.

 

“Apropiación indebida”

 

El periodista Matías del Río señaló ante la salida del exdirector de CHV: “reporteé en el entorno de Bancard, y personas que me dan confianza, me dan por hecho que la plata con la cual le pagaron a Jaime de Aguirre, en la segunda parte, en la segunda vuelta por así decirlo, era plata de donaciones políticas de Soquimich. No estoy descubriendo el Santo Grial, es más o menos evidente. Lo que estoy diciendo es que lo tengo chequeado por fuentes de Bancard. Eran donaciones de Soquimich, eran donaciones de Calichera, eran donaciones de Aguas Andinas”, afirmó.

 

El analista Max Colodro asegura que esta maniobra con la que se pagó un bono por desempeño a Jaime de Aguirre, puede ser constitutiva de delito: “Lo delicado de la denuncia es que aparentemente habría habido un uso de recursos privados de campaña, que una empresa entrega a un candidato para ser usados en una campaña presidencial, que termina siendo usando para financiar actividades empresariales, es decir, para pagar bonos y sueldos (…) la situación puede ser constitutiva de delito”, reiteró.

 

Justamente la figura de desviar dineros entregados para la campaña electoral de Sebastián Piñera mediante documentos falsos y que terminan siendo re direccionados  a otros fines, es lo que configuraría el delito de apropiación indebida. “Me parecería muy grave si Piñera usó recursos que ingresaron para campañas, para resolver cuestiones laborales”, remató Colodro. Siendo el dueño de CHV y de Bancard, de Aguirre y Conca eran sus empleados. ¿Por qué otras empresas les pagaban los bonos a los trabajadores del exmandatario? La PDI ya tiene en su poder la totalidad de facturas cuestionadas en que aparecen vinculadas Bancard y Vox Populi.

 

De financista a financiado

 

Una de las fortalezas que se destacó de Piñera en su fracasada campaña presidencial de 2005 y luego en la exitosa de 2013, era que dada su condición de hombre inmensamente millonario, no necesitaría recurrir a mariguanzas en el manejo de dineros. De hecho en 2005, de acuerdo al Servel, optó por financiar la mayor parte del gasto con aportes realizados de su propio peculio. No sucedió lo mismo en 2013 donde los aportes provinieron desde empresarios de derecha y de su entorno.

 

Según los datos emanados del Servicio Electoral, $1.967 millones recibió mediante aportes reservados; $2.007 millones que obtuvo por un crédito bancario blando y $1.097 millones que habría aportado directamente de su bolsillo. A ello es necesario sumar -hasta hoy-, más de $800 millones provenientes de las mencionadas grandes empresas y otras que se investigan cuyo procedimiento se realizó al margen de la ley. Y eso que recién se están recabando antecedentes tanto por la fiscalía como por la PDI, por lo que tales cidras pueden aumentar considerablemente.

 

Realice una operación simple: agregue sin temor a equivocarse los más de 340 millones recibidos desde SQM, triangulados en los pagos de bonos, los 100 millones de las operaciones forward y los recibidos de Penta por Fundación Futuro, los 100 millones aportados por la familia Said, los 45 extras facturados por La Música más los 26 recibidos por Voz Populi, entre otros, como los 8 millones provenientes de Comercial Los Lagos, también investigados y lleve todo  a su valor actual a partir de 2009 y podrá concluir que hablar de 800 millones es una cifra al menos, cautelosa.

 

José Cox y Santiago Valdés compartieron dos roles: encargados de la administración de las campañas de Piñera y control en sus negocios. Ambos han sido imputados en el marco de las investigaciones judiciales del caso e incluso Valdés ya se encuentra formalizado. Piñera, frente a los nuevos antecedentes de las investigaciones, no está exento de tener que comparecer ante el Ministerio Público. A pesar de los desmentidos del exministro de agricultura de Piñera, Luis Mayol, el abogado Mauricio Daza, querellante en las causas, se trataría solo de “la punta del iceberg de todo el financiamiento que tuvo su campaña”.

 

Fideicomiso tuerto

 

La explicación conocida hasta hoy para desmarcar de responsabilidades penales al expresidente Piñera, radica en que este no habría tenido injerencia en sus empresas debido al “fideicomiso ciego” que administraban terceros de su entorno. Sin embargo un hecho desmiente completamente tal aseveración. Siendo presidente Sebastián Piñera, donó a la campaña de Evelyn Matthei. “No le pedí directamente que me donara ni le pedí un monto específico. Sí le dije que estábamos súper complicados y que no había plata para nada. Hubo un momento en que ya no se podía seguir con la campaña”, reconoció la misma Evelyn Matthei con posterioridad.

 

Una de las empresas del exmandatario, Inversiones Santa Cecilia, sociedad de inversión de su propiedad, fue uno de los medios para materializar la donación que hizo a Matthei. Santa Cecilia habría realizado aportes “secretos” en 2008, 2011, 2012, y 2013. En los tres últimos años, Piñera ejercía la Presidencia de la República, e Inversiones Santa Cecilia estaba, supuestamente, bajo la administración de un fideicomiso... no tan ciego, más bien tuerto de un ojo.

 

“La pregunta que queda por hacerse ahora, porque (...) Soquimich, Aguas Andinas y Calichera hacen el depósito (...) cuando (...) están firmando un cheque, ¿lo firman para qué? ¿Para dar una donación política o para pagarle a un ejecutivo de una empresa? Esa pregunta yo no la puedo responder. Es la pregunta que está en el aire, es la pregunta que me imagino que los fiscales harán (…) Porque, conversando con abogados de una de estas empresas, me dicen que se sienten eventualmente engañados, y eso es lo que está también en la prensa, porque sienten que se pagó con platas de donaciones políticas a ejecutivos de Bancard. (...) Quedan preguntas, por supuesto, pero estos son los datos. Son los hechos”, denunció Matías del Río en Tolerancia Cero.

 

Las preguntas de Matías del Río ya tienen respuesta. Y no deja de ser increíble que Piñera, de acuerdo a todos los antecedentes de la carpeta investigativa y quienes han intervenido, directa o indirectamente en el caso, usó platas que le “donaron” bajo cuerda algunas empresas para destinarlas a su campaña y sin embargo este las usó para pagar a sus propios empleados trabajos ajenos a la política, obligándolos a facturar a empresas a las cuales nunca le trabajaron. La figura de triangulaciones con platas destinadas a otro fin, es a lo menos sospechosa.

 

Sacando las castañas con  la mano del gato…

 

“(Piñera) no es parte de la dirección de la empresa (Bancorp) y nunca ha tenido injerencia en la gestión de la administración o servicios que ésta presta. Administradora Bancorp es parte del conglomerado de empresas y en este caso concreto cuelga del área de empresas de los hijos. Por eso, Sebastián Piñera no ha estado involucrado en su gestión”, aseguró su abogado y director de Bancorp, Fernando Barros.

 

Las empresas que estaban en esta especie de ceguera parcial, eran administradas por sus hijos, Magdalena y Sebastián Piñera Morel. Además participaba el gerente general de su “family office”, Nicolás Noguera Correa, su hombre de confianza y exadministrador electoral José Cox Donoso, el gerente de inversiones y finanzas, Javier Cavagnaro Infante y los ejecutivos de Bancard, Eduardo Befferman Córdova y Cristóbal Silva Lombardi. Cerraba el círculo Catalina Lamarca Délano, sobrina de Carlos Alberto Délano.

 

“Cuando sea candidato lo van a hacer zumbar”

 

Así opina el senador Manuel José Ossandón, para quien Piñera "Tiene que dar la cara mirando a los ojos, sobre la base de las irregularidades políticas en las que pueda estar involucrado, todos tenemos que responder las preguntas. El que nada hace, nada teme", aseguró, manifestándose “preocupado” de que la Nueva Mayoría trata con guante blanco al expresidente, como señaló a Cambio21.

 

Para Ossandón, el tema se justifica pues “Yo creo que detrás de eso hay una política clara, porque la Nueva Mayoría lo único que quiere es que él sea el candidato a presidente en la próxima elección. Si pudieran darle plata y ayudarlo lo van a hacer, porque le van a dejar todas estas cosas abiertas y después, cuando sea candidato, lo van a hacer zumbar”. Por eso estimó que era “imprescindible que Piñera dé explicaciones acerca de los sucedido, pues cuando alguien está directamente involucrado debe dar explicaciones directas y no guardar silencio”, afirmó.

 

Y remató señalando: “Si gente de la alianza cree que es mejor guardar silencio es lo que le hace bien a la política, están absolutamente equivocados. Personas del nivel de él no puede dejar pasar estas cosas, sobre todo si queremos recuperar la credibilidad en la política, los involucrados tienen que dar explicaciones”, concluyó.

 

Queda mucha agua por pasar bajo el puente

 

SQM, Calichera y Aguas Andina fueron algunas de las empresas que efectuaron rectificaciones ante el SII por los aportes políticos al margen del sistema electoral que beneficiaron a Piñera. No fueron las únicas. Endesa confirmó que aportó US$ 1 millón para esa campaña presidencial en 2013. Se investiga si Enersis también hizo aportes por montos similares. ¿Cuánta plata triangulo Piñera?

 

Para abogados cercanos a la causa por platas ilegales destinadas a la política, también se investiga si los dineros recibidos por la empresa Consultores de Administración Asociados S.A., relacionada a Juan Miguel Heiremans Etcheberry, quien fuera ministro consejero de la Secretaría de Relaciones Exteriores hasta marzo de 2012 de la administración Piñera, y que recibió $447 millones, también habrían sido desviados hacia el expresidente.

 

“Cuando se trata de un presidente involucrado, es súper grave; todo lo que implique una campaña presidencial es grave, especialmente si hubo conocimiento. Pero esto debe verlo la justicia. Estamos en el mundo de la sospecha, en que todos somos sospechosos, pero que puede que nadie termine culpable. Es la justicia la que debe determinar si hubo infracciones. Si las hubo, tienen que sancionarse”, aseguró María Jaraquemada, directora de la Fundación Ciudadano Inteligente, querellante en el caso Penta y demás aristas.

 

No se descarta nada

 

“La gravedad del caso de los parlamentarios y sus vínculos con el dinero, tiene que ver con que pudieron ser influenciados para llevar adelante proyectos de leyes. Aún más grave es el caso en que caiga un presidente, en que tiene que llevar la agenda y destino del país. Para todos”, espetó. La Fundación Ciudadano Inteligente no descarta que se amplíe la querella en contra de quienes resulten involucrados como funcionarios públicos.

 

Las conductas cuestionadas al expresidente Piñera, parecen tan innecesarias en un hombre cuyo capital es superior a los 2.500 millones de dólares. Resulta similar a la avaricia de los Délano y Lavín, que vincularon penalmente a sus mujeres por ahorrarse 400 millones de pesos. ¿Tenía necesidad de triangular platas Piñera desviándolas de su destino original? Usted tiene la palabra.

Comentarios
Este es un espacio de libertad y por ello le pedimos aprovecharlo, los comentarios son de exclusiva responsabilidad de quien los emite. Quienes lean o comenten en esta área deben tener presente que Cambio21 se reserva el derecho de eliminar las expresiones ofensivas o groseras de quienes no respetan esta línea editorial
Versión Digital:

Encuéntranos en todos los kioscos del país

Agreganos a tus Favoritos

Indicadores

UNIDAD DE FOMENTO

Ayer
$ 26.663,31
Hoy
$ 26.664,20
Mañana
$ 26.665,09

TASA DE POLITICA MONETARIA (TPM)

TPM Anual
2,50 %

UTM

$

DOLAR

Apertura
$ 661,70
Mediodía
$ 663,20
Cierre
$ 662,80
Observado
$ 662,36
Acuerdo
$
EURO
$ 679,51