Cambio21 | Más que noticias
Santiago, | Hora:
Calificar:
Impimir Enviar Texto

Expertos y la estrategia de Enríquez-Ominami de “atacar a Bachelet por la izquierda”: “Si se planteara más en el centro tendría más espacio”, advierten

21/03/2013 |

Por Luis Casanova R.

Cientista Cristóbal Bellolio sostuvo que ME-O “no va a sacar el 20%, porque al lado tiene a Bachelet y no a Frei” y que los puntos que saque, “sean 10 ó 15, van a ser suyos”, donde “no será solamente la novedad y la pura moda”. Analista Patricio Guajardo agrega: “Hacer un pacto de última hora con Bachelet sería la muerte para él".

Ya fue. Era. Marco Enríquez-Ominami determinó llegar a la primera vuelta como candidato presidencial del Partido Progresista que él mismo fundó después de la campaña de 2009 y el histórico 20% que obtuvo en ese proceso.

 

Lejanos son los días en los que intentó acercarse a la Concertación y a un posible pacto de primarias parlamentarias, aunque sin los deseos de participar en la interna de la coalición ante Michelle Bachelet (PS), Claudio Orrego (DC), Andrés Velasco (Indep.) y José Antonio Gómez (PRSD) el próximo 30 de junio.

 

Luego de firmar un pacto electoral con el Socialismo-Allendista, movimiento que en la anterior vuelta apoyó la postulación del también ex socialista Jorge Arrate, el ex diputado por La Ligua y Quillota se apresta a "atacar a Bachelet por la izquierda", como lo definió el analista y politólogo Cristóbal Bellolio, presentador del libro "Por un nuevo Chile", texto que incluye las principales propuestas de campaña del abanderado.

 

En su opinión, en vez de acercarse a Bachelet, a propósito de su pronto retorno al país, "debe hacerlo al revés. Es claro, si lo hubieran lanzado a las primarias, lo matan y lo dejan fuera al tiro. Él quiere llegar a la primera vuelta, ya lo decidió y creo que es una decisión razonable".

 

En diálogo con Cambio21, el académico explicó que ME-O "ha sido muy activo en materia programática. Él es de los que cree que hay que debatir programas antes que nombres y también alega que eso no se lo exigen a Bachelet. Y en eso está, viajando por el país y formando un partido para darle cierta estructura territorial y así no hacer una campaña en pelota como la de la última vez. La idea es estar atento al lupo en materia de discusión, lo que lo pone en una situación interesante en el inicio".

 

Eso sí, Bellolio advierte que "si Marco crea una expectativa en torno a su candidatura similar a lo de la vez pasada, es decir, si busca sacar 20 puntos, probablemente le vaya mal. Yo creo que no va a sacar los 20 puntos, porque al lado tiene a Bachelet y no a Frei. Pero por otro lado, los puntos que saque, sean 10 ó 15, van a ser suyos. No será solamente la novedad y la pura moda. Es gente que optó por suscribir el marquismo y lo va a acompañar de ahora en adelante".

 

El comentarista destacó que "será relevante ver cómo consolida un voto que esta vez será menos volátil. El 2009 mucha gente distinta votó por él; derecha liberal, muchos jóvenes, despechados de la Concertación y la familia nostálgica del MIR por la leyenda de Miguel Enríquez. En cambio, él ahora está aglutinando a los suyos en el PRO y en torno a su figura".

 

La muerte

 

Desde otro sector ideológico, Patricio Guajardo, investigador del Instituto Libertad, admite no saber si Enríquez-Ominami "tendrá o no en esta oportunidad el mismo nivel de potenciamiento que tuvo la campaña de 2009. Habría que ver qué tipo de lineamientos expresa. En la vuelta pasada representó un movimiento pivote entre una centro-izquierda que no era tan puro de izquierda. Yo lo veo hoy día con un discurso mucho más a la izquierda".

 

"En ese sentido, si sumamos que el PC iría en una alianza con la Concertación y que, por ende, se apoyaría a Bachelet, acá habría claramente un sector del electorado de ese sector que con menor fuerza respaldaría a ME-O, quedando sólo un grupo de extrema izquierda que podría darle el voto", indicó a este diario.

 

"Si esa es la estrategia, su resultado quedará bastante menguado. Ahora, si se plantea de frentón como de centro-izquierda y de verdad entra en franca competencia con Bachelet, incluso perdiendo la novedad, podría llegar a tener mayor espacio, sobre todo reconociendo que podría usar como táctica decir que la ex presidenta sería más de lo mismo, un regreso al pasado y seguir en una misma línea conservadora versus un cambio real y efectivo que marcaría su persona", agregó.

 

El analista es enfático: "Hacer un pacto de última hora con Bachelet sería la muerte para él. El PRO tiene sentido en la medida que la marca Concertación siga venida a menos y que la verdadera marca, esa que tiene el peso y los puede llevar a La Moneda, es Bachelet. Obvio, si la Concertación no tuviera a Bachelet no llega y no tendría posibilidades de volver".

 

"Por eso, todo está centrado en lo que ella proponga y esté dispuesta a hacer, las alianzas que esté dispuesta a aceptar y las reglas que pueda asumir. Hasta las primarias dicen eso, que será un ritual legitimador más que la construcción de un programa o proyecto, tomando como base un elemento cosmético desde la base social. Es evidente que todo será construido desde los círculos de hierro de Bachelet y de lo que ella proponga, y ante eso tiene todo el derecho a fijar las reglas del juego que estime conveniente. Es ella la que les está abriendo las puertas a La Moneda y nadie más", concluyó el profesional.

Comentarios
Este es un espacio de libertad y por ello le pedimos aprovecharlo, los comentarios son de exclusiva responsabilidad de quien los emite. Quienes lean o comenten en esta área deben tener presente que Cambio21 se reserva el derecho de eliminar las expresiones ofensivas o groseras de quienes no respetan esta línea editorial
Versión Digital:

Encuéntranos en todos los kioscos del país

Agreganos a tus Favoritos

Lo Más Leido

Indicadores

UNIDAD DE FOMENTO

Ayer
$ 24.103,41
Hoy
$ 24.104,97
Mañana
$ 24.106,52

TASA DE POLITICA MONETARIA (TPM)

TPM Anual
3,50 %

UTM

$ 42.304,00

DOLAR

Apertura
$ 588,70
Mediodía
$ 589,35
Cierre
$ 591,75
Observado
$ 590,91
Acuerdo
$
EURO
$ 679,51