Cambio21 | Más que noticias
Santiago, | Hora:
Calificar:
Impimir Enviar Texto

"Bono Marzo": la trampa de la ficha de protección social que deja fuera al 75 % de los posibles beneficiados

15/03/2013 |

Por María Elba Troncoso

Parlamentarios afirmaron que el gobierno quiere sacar dividendos electoralistas y que no está dispuesto a hacer reformas de verdad. Expertos del propio oficialismo calificaron la medida como una política social errada.

En el Senado se encuentra el proyecto de ley Bono Marzo, que entrega una asignación de 40 mil pesos a las familias de menores ingresos y a algunas de clase media, que fue aprobado por la Cámara de Diputados, a pesar de las críticas de la oposición.


Los parlamentarios acusaron "letra chica" en el proyecto que deja fuera a un porcentaje significativo de la clase media que no tiene ficha de protección social, conocida como la Ficha CAS.


El diputado José Miguel Ortíz (DC), explicó que "como era de esperar, el famoso bono anunciado por el Presidente Piñera viene con letra chica. Se anunció que las familias de clase media que tengan ingresos entre $500.000 y $1.350.000 y, que según la CASEN 2011 son 1.800.000 familias aproximadamente, accederían a este bono; sin embargo, al revisar este proyecto vemos una exigencia adicional: siempre que cuenten con ficha de protección social al 31 de diciembre del 2012".


"Si este es uno de los requisitos para que la clase media pueda acceder al bono, en los grupos medios muchas familias ya no serán beneficiadas, sólo alrededor de 270.000 familias, lo que corresponde a un 15% de las de clase media, porque las demás no cuentan con la ficha de protección social", enfatizó Ortíz.


Por su parte el diputado Pablo Lorenzini (DC) destacó en la votación en la Cámara que lograron introducir una indicación que permitirá entregar el beneficio a los discapacitados, pero deja fuera los jubilados. "Efectivamente hay un adelanto, pero queda cerca de 250 mil pensionados fuera del beneficio, porque no tienen ficha Cas. Parte de ellos se cubrirán con el bono de invierno y gracias a las indicaciones presentadas, el gobierno incluyó a los discapacitados", señaló a Cambio21.


Lamentó que el gobierno haya utilización la Ficha Cas para entregar este beneficio: "Según ellos para hacerlo controlado, pero si estamos hablando en general, casi un 40% de la población no tiene sentido tanto requisito. Se enredan mucho en una cuestión teórica en estos bonos que son coyunturales, deberían darse a todos por parejo. La Ficha Cas está bien para lo que es sistemático pero no para las cosas especiales."


En la misma línea, el diputado Pepe Auth (PPD), dijo que el proyecto que se aprobó tiene errores de diseño al excluir a los adultos mayores y definir como clase media vulnerable a familias que ganan más de un millón de pesos y que van a recibir el bono "por el hecho de haber postulado alguna vez a algún subsidio. En cambio no recibirán el bono familias que juntan como ingreso 500 mil pesos y que serán castigados por nunca haber postulado a algún subsidio. El ministro Lavín no pudo contestarme cual es el sentido de justicia que tiene esto."


El tiro por la culata


Los parlamentarios de oposición destacaron que con esta maniobra quedó en evidencia que el gobierno tiene un afán electoralista en este sentido, pero que le salió el tiro por la culata.


"Esto, lo único que provocará es que la gente siga desconfiando de este gobierno, porque muchas personas que son de clase media van a esperar su bono y luego se darán cuenta que no lo podrán recibir porque no cuentan con la ficha de protección, una situación lamentable cuando el costo de la vida ha aumentado tanto", afirmó el diputado Ortíz.


Al respecto Lorenzini señaló que la gente beneficiada va a recibir el bono con alegría, pero que dada la bonanza económica, lo que espera y necesita son cambios de fondo. "Yo creo que si hay plata y si quieren hacer campaña y si esto beneficia a la ciudadanía, la gente lo tiene que recibir, pero creo que se pierden una oportunidad."


Consideró que "a medida que se acerca la fecha de las elecciones, vamos a ver que viene el bono de invierno, el bono de Fiestas Patrias. Yo creo que el gobierno sacaría realmente dividendos si tomara medidas de fondo aprovechando la bonanza, porque los bonos son ayudas coyunturales que se esperan. La gente lo entiende lo va a recibir y está contenta. No es que el gobierno lo haya sacado de la manga. Si hubiera sido una cosa más amplia, con un esfuerzo, pero es más de lo mismo".


En el mismo sentido, el diputado Auth dijo a Cambio21 que cuando "se anuncia un bono con fines electorales y no para enfrentar una crisis, sino simplemente para celebrar su cumpleaños con la ayuda del Fisco, que puso los fuegos artificiales, no conseguirá el objetivo buscado, porque por cada beneficiario hay otra familia que no ha sido beneficiada y que está en las mismas condiciones o peores. En consecuencia al gobierno le saldrá el tiro por la culata".


Finalmente reflexionó señalando que "este gobierno no es transformador en lo social, por lo que no le podemos pedir peras al olmo. Este es un gobierno de derecha que está centrado en el crecimiento económico y piensa que el chorreo es fundamental y agrega los bonos para compensar mínimamente y circunstancialmente el hecho de no atacar las raíces y los nudos de la desigualdad."

 

Las críticas del oficialismo


Coincidiendo con este análisis, desde el propio oficialismo surgieron críticas a la entrega del bono. La investigadora del Programa Económico del Instituto Libertad y Desarrollo, Cecilia Cifuentes, calificó la medida como "una política social errada".


En un artículo titulado "Bono Marzo: Seis razones de por qué es una política social errada", Cifuentes explicó que "el costo de este bono es de US$ 200 millones. Existen formas bastante más eficientes de gastar estos recursos, que además representan el 25% de la reforma tributaria que se aprobó a fines del año pasado, justificada en que faltaban recursos para financiar políticas de educación".


Agregó que "a modo de comparación, en el año el Gobierno gasta US$ 300 millones en capacitación laboral, siendo esta una política mucho más efectiva para permitir mejorías de ingreso permanente. La reforma de la ley de salas cunas, en un esquema de financiamiento estatal para los sectores de bajos ingresos también tendría un costo de US$ 200 millones, y permitiría que las mujeres puedan acceder en mejores condiciones al mercado laboral. Este gasto de US$ 200 millones permite financiar también cerca de la mitad del ingreso ético familiar".


"El objetivo de una correcta política social es que finalmente las personas dejen de necesitar esa política, porque salieron de la situación de falta de ingresos. El bono solo cubre gastos transitorios y por ende, no contribuye en nada a aliviar el problema", indicó.


Asimismo sostuvo que "los recursos destinados a este bono se gastan, mientras los recursos que se destinan a políticas sociales bien diseñadas se invierten, en el sentido de que generan mejorías de ingreso permanentes".

 

 

 

 

Comentarios
Este es un espacio de libertad y por ello le pedimos aprovecharlo, los comentarios son de exclusiva responsabilidad de quien los emite. Quienes lean o comenten en esta área deben tener presente que Cambio21 se reserva el derecho de eliminar las expresiones ofensivas o groseras de quienes no respetan esta línea editorial
Versión Digital:

Encuéntranos en todos los kioscos del país

Agreganos a tus Favoritos

Lo Más Leido

Indicadores

UNIDAD DE FOMENTO

Ayer
$ 24.131,85
Hoy
$ 24.134,26
Mañana
$ 24.136,67

TASA DE POLITICA MONETARIA (TPM)

TPM Anual
3,25 %

UTM

$ 42.304,00

DOLAR

Apertura
$ 594,50
Mediodía
$ 596,05
Cierre
$ 596,50
Observado
$ 594,71
Acuerdo
$
EURO
$ 679,51