Cambio21 | Más que noticias
Santiago, | Hora:
Calificar:
Impimir Enviar Texto

Bencinas y el impuesto específico. El precio que sube… sube… y sigue subiendo. Mientras parlamentarios buscan eliminar impuesto específico, gobierno se niega a la posibilidad

13/04/2012 |

Por Susan Frías K.

Si se eliminara el impuesto a las bencinas, los chilenos pagarían hasta $200 menos por cada litro. Hoy es la segunda gasolina más cara en el mundo. Parlamentarios critican a ministro de Hacienda, y asegurar no entender sus razones para oponerse a una baja en el precio del combustible.

"Nueva alza de bencina se registrará esta semana", es el titular que ya estamos acostumbrados a leer y que no vemos un freno a la situación. Suben 30 pesos y pese a que anuncian con bombos y platillos una baja de 5 pesos, a la semana siguiente vuelve a subir 30 pesos. Más que afectar al parque automotriz, el que finalmente sabe lo que arriesga al momento de comprarse un vehículo, es la clase media la más afectada, considerando el efecto dominó que produce la situación.

 

Cada vez que sube la bencina, el precio de la locomoción sube considerablemente, pero a eso se suma el alza del valor del pan, de las frutas y verduras (por concepto de traslado), crece el valor del transporte escolar, mientras que los sueldos se mantienen sin ninguna variación.

 

Un impuesto que nació durante la dictadura de Augusto Pinochet, después del terremoto del 1985, con la excusa de poder reparar daños en la infraestructura vial generados por el sismo. Ese impuesto hasta el día de hoy engorda las arcas fiscales. Con las sucesivas alzas, su recaudación se acerca a los US$2 mil millones anuales.

 

Es por esta razón, que se le planteó al gobierno terminar con el famosos "impuesto específico" a los combustibles y rebajar en -al menos- doscientos pesos el precio del combustible que ya supera la barrera de los 850 pesos. Sin embargo, la administración Piñera ha hecho caso omiso de estas peticiones, argumentando que no es posible, pese a que la solicitud ha venido desde su propio sector.

 

El impuesto sigue penando

 

De acuerdo a las cifras, el impuesto específico corresponde al cobro de 1,5 UTM para el diesel y 6 UTM para gasolina automotriz por cada metro cúbico (mil litros). Es decir, que por cada litro que se cargue en un automóvil particular, se estará pagando aproximadamente un 30% de impuesto, que va a las arcas fiscales.

 

Pero ¿cuánto es lo que recauda el Estado? Según datos del 2005, el monto correspondió a 1.540 millones de dólares, un monto nada despreciable. Eso hace seis años. Hoy, la estimación se acerca a los 2.000 millones. El impuesto específico se creó con el objetivo de gravar el daño generado por la destrucción de los caminos luego del terremoto que afectó al país en 1985. Sin embargo, en la actualidad, las grandes inversiones en infraestructura vial son concesionadas, y según datos del gobierno, aproximadamente US$600 millones anuales son utilizados en caminos y rutas viales que se financian con el impuesto específico a los combustibles; es decir, el gobierno usa el resto para otros efectos.

 

Según los expertos, si la administración Piñera se decidiera a eliminar este impuesto, produciría una rebaja de al menos $200 por litro en el precio de las bencinas. Quien se refiere al tema es el director de Houston Consultores, Sydney Houston, quien asegura que una de las medidas que debe tomar el Ejecutivo es justamente eliminar el impuesto, porque a su juicio el SIPCO "no sirve para nada". "No sirve porque está diseñado para paliar los aumentos del precio del petróleo internacional, no para otros escenarios ", precisó".


La "porfía" de Larraín

 

Una semana sube 23 pesos, otra semana el alza es de 45 pesos y así ha sido la tónica desde que se terminó la rebaja al impuesto específico impulsada por la ex Presidenta Bachelet ante la crisis económica que se estaba viviendo a nivel mundial y que afectó al país.

 

Pero pese a las peticiones, el gobierno no da tregua. Ante esto, el senador Jorge Pizarro dijo que ante la inminente alza en el valor de las bencinas, llamaba la atención "la porfía" del ministro de Hacienda, Felipe Larraín, al no modificar el sistema de impuestos a los combustibles.

 

Sobre el tema, el parlamentario agregó que "el gobierno está entrando en una situación insostenible al no poder explicar a la opinión pública, por qué siguen subiendo los combustibles, hecho que está afectando el bolsillo de los chilenos, de los sectores medios y medios bajos, que no tienen cómo recuperar este impuesto, como lo hacen las grandes empresas".

 

En esa línea, el legislador indicó que "lo que llama más la atención es la porfía del ministro de Hacienda al no modificar el sistema de impuesto a los combustibles".

 

"Nosotros hemos dicho que es fundamental una rebaja que permita que los precios para los usuarios sean menores y hemos planteado dos alternativas, una rebaja de una o dos UTM que pueden significar entre 200 ó 250 menos por litro para cada usuario o una suerte de escala móvil", agregó el legislador.

 

Pizarro puntualizó que "ya no hay explicación, no hay excusas, el famoso Sistema de Protección al Contribuyente del Impuesto Específico a los Combustibles (SIPCO) y el sistema de estabilización que ellos plantearon no ha funcionado, aunque se lo advertimos en todos los tonos".

 

"Me alegro que algunos diputados de gobierno estén planteando lo mismo, porque ésta es una de las promesas incumplidas de la campaña del Presidente Piñera. Llegó el momento definitivo de legislar, porque llevamos más de un 16 ó 17% de alza en el último año y eso presiona el IPC, la inflación, afecta a la gente que vive de un salario, el IPC a la UF, por ello, no se puede seguir con esta presión inflacionaria", concluyó el parlamentario.

 

En tanto, el senador Andrés Zaldívar planteó la idea de bajar transitoriamente el impuesto a los combustibles a 2 UTM, medida que quedó vigente hasta marzo de 2010.

"En enero pasado le hice ver al ministro de Hacienda que el Sipco no iba a funcionar y ya sabemos que van a subir las bencinas y ya estamos bordeando los 900 pesos por litro", agregó.

 

También, el legislador indicó que hoy el mercado internacional está con un precio del petróleo muy alto -con 30 dólares sobre el precio normal - por lo mismo, "creo que mientras exista esto, el gobierno se debe hacer responsable y debe concretar una baja transitoria del impuesto específico".

 

Asimismo, Zaldívar aclaró que la otra medida que han propuesto, es que de una vez por todas, se debiese implementar un sistema de impuesto a los combustibles, "que sea parejo para todos, vale decir, todos los que consumen petróleo o combustible, debiesen pagar una tasa común y eso permitiría una baja en el precio de los combustibles, porque hay muchas empresas como la gran minería que consumen petróleo y no pagan impuestos".

 

Combustible divide al oficialismo

 

Ya son diversos los temas que han dividido en más de una ocasión al oficialismo. Lo fue en su momento la píldora del día después, posteriormente fue el matrimonio homosexual, mientras que ahora es por el precio de la bencina. Ante esto, gran parte del sector de la derecha plantea avanzar en definiciones sobre la propuesta de reforma tributaria, especialmente en lo que se refiere al impuesto a los combustibles.

 

Tanto RN como de la UDI (aunque en especial el último sector), coincidieron en solicitar formalmente al Ejecutivo que estudie y finalmente presente medidas paliativas al precio de los combustibles, debido a lo "delicado" de la situación producto del alza de los precios que esta semana llegarán a los $ 17.

 

Para el oficialismo, las próximas semanas son clave, ya que comienza la cuenta regresiva para que el Piñera, presente el proyecto de ajuste tributario como se comprometió en la segunda quincena de abril, y que según afirman fuentes de la Alianza, se encontraría en una fase de "ajuste final".

 

Para el jefe de bancada de los senadores de RN, Alberto Espina, lo importante es que el gobierno estudie un mecanismo de bonos o subsidios a los combustibles "lo que no podemos es ponernos una venda en los ojos y no tener un respuesta y dilatar el tema, hay un problemas prácticos: el combustible sube, a la clase media le sale más caro el transporte y repercute en el precio de los alimentos y el gobierno debe tener una respuesta a ello", señaló enfático.


Eliminar o no eliminar el impuesto

 

Las opiniones están divididas. Un sector está por que este tributo sea eliminado para favorecer, sobre todo, a la locomoción colectiva y a la clase media.

 

Otros apuntan a un tema más de fondo, como la posibilidad de controlar la contaminación, ya que el de los combustibles es considerado un impuesto verde. Además, argumentan que el Fisco recauda muchos recursos para el gasto público a través del Sipco.

 

Conocidas son las críticas que ha recibido el ex ministro de Hacienda de Bachelet, Andrés Velasco, porque no es partidario de eliminar este impuesto. Es más, ha afirmado claramente que sería "un grave error" hacerlo. En noviembre de 2011 dijo que "el impuesto específico es un buen impuesto; es un tributo verde, que disminuye la contaminación y la congestión (...), es progresivo, porque lo pagan quienes tienen más. Eliminarlo sería un despropósito total". A su juicio, el problema está en la asimetría que existe entre el impuesto que pagan la bencina y el petróleo diésel, lo que "no tiene ninguna justificación".

 

El economista Eugenio Rivera coincide con quienes están por mantener el impuesto. "Es bueno, porque, en primer lugar, su recaudación es importante. Chile tiene una recaudación tributaria muy baja y, en ese sentido, no corresponde reducirla aún más. En segundo lugar, creo que es importante, porque de alguna manera tiende a desalentar el uso del automóvil y eso es positivo. Yo coincido en que tiene características de impuesto verde y creo que, más bien, habría que pensar cómo ir ampliando la contribución de ese tipo de impuestos al financiamiento de las necesidades públicas".

 

El experto comenta a Cambio21 que "este es un impuesto que tiene una larga historia y de alguna manera pega bastante fuerte a los sectores medios, que tienen su auto. En ese sentido, tiene algunas ventajas desde el punto de vista electoral; de ahí es que haya una serie de diputados que están en contra de mantenerlo. Ahora, hay otros parlamentarios que ven en eso solamente una nueva fuente de ingresos para el sector público y, en ese sentido, ellos están permanentemente -en general, los diputados de derecha-, viendo la forma de recortar los ingresos del sector público, porque sienten que es un perjuicio para la economía".

 

El economista de la Universidad de Chile Alejandro Micco está de acuerdo en mantener el impuesto a los combustibles y basa sus argumentos en tres puntos fundamentales: la recaudación de impuestos, reducción de la contaminación y lo pagan los más ricos.

 

"El impuesto a los combustibles al final del día tiene dos fines. Primero: como todo impuesto, recaudar para el gasto público y, en términos de eso, el impuesto a las bencinas hoy representa del orden del 6% de los ingresos tributarios del Fisco. Un número que no es tan mínimo y, por tanto, es un impuesto gravitante. Segundo: también tiene otro punto que es muy importante y es que está puesto ahí porque reduce el mal que hace que la gente cuando anda en auto, en términos de la contaminación el ruido y la congestión", precisa a Cambio21.


La bencina más cara

 

Según datos proporcionados por la Agrupación de Automovilistas de Chile (Adach), el costo que se paga por el combustible en Chile es el segundo más alto del mundo en proporción al ingreso per cápita, sólo superados por Turquía.

 

En Chile un litro de bencina cuesta cerca del 0,18% del ingreso per cápita mensual. Esto representa el doble de lo que cancelan países como Hungría, Portugal y Tailandia. Asimismo, en países con ingresos per cápita similares al de Chile, como el de China por ejemplo, el precio de la bencina es la mitad.

 

Según constataron en la Adach, los precios que se pagan en Chile por un litro de bencina son similares a los de Italia y Grecia, pero el ingreso per cápita es tres veces inferior.

 

Comentarios
Este es un espacio de libertad y por ello le pedimos aprovecharlo, los comentarios son de exclusiva responsabilidad de quien los emite. Quienes lean o comenten en esta área deben tener presente que Cambio21 se reserva el derecho de eliminar las expresiones ofensivas o groseras de quienes no respetan esta línea editorial
Versión Digital:

Encuéntranos en todos los kioscos del país

Agreganos a tus Favoritos

Lo Más Leido

Indicadores

UNIDAD DE FOMENTO

Ayer
$ 24.139,08
Hoy
$ 24.141,49
Mañana
$ 24.143,90

TASA DE POLITICA MONETARIA (TPM)

TPM Anual
3,25 %

UTM

$ 42.304,00

DOLAR

Apertura
$ -
Mediodía
$ -
Cierre
$ -
Observado
$ -
Acuerdo
$
EURO
$ 679,51